viernes, marzo 14, 2008

Ideas principales de “El Anticristo” de Nietzsche

La modernidad ha creado una ilusión con la idea de progreso, pues en realidad la humanidad no sigue una avance en conjunto hacía un objetivo supremo; con estos velos nos ha inducido en la decadencia. Cada hombre es un fin en si mismo, y lo que se debe buscar es fomentar la aparición de tipos de hombre superior, capaces de ostentar el poder.

El incremento del poder es lo bueno; por otra parte el mal es todo lo que constriñe y detiene el incremento de tal poder. Por lo tanto lo más negativo para el hombre es el cristianismo, por promover la compasión con los débiles, y la represión del instinto.

El cristianismo corrompe, por hacer de la debilidad un estado continuo que es fomentado. La compasión lucha contra la evolución, no permitiendo el domino de los más fuertes; así la vitalidad es detenida. Otro mecanismo de control es el pecado –instaurado como deber no hacer / deber ser- , cuya mayor efecto es la supresión de la voluntad de poder; sin este deseo no hay energía vital que impulse al hombre hacia lo que le corresponde de modo natural.

Dando un vistazo a la historia de la religión católica, se hace notable como su origen se remonta a la corrupción de la verdad, o más bien a la instauración de los falso como verdadero, todo para benefició de un grupo minoritario incapaz de confrontar la realidad. Por eso crean una idea de Dios que se opone a la naturaleza y la tacha de mala. Es un Dios de los enfermos, de los débiles, de los desprotegidos, que tiende su protección con la idea de igualdad de las almas humanas, deteniendo lo más importante para la vida humana y que ya ha sido mencionada, la voluntad de poder, prometiendo una vida futura en el paraiso, otra forma de decir La Nada.

La iglesia cristiana construye un concepto de Dios y una moral falsificadas, esto para mantener los regimenes de control; de la misma manera marca a la ciencia y el conocimiento como algo perverso, pues temen ver su poder disminuido. Nada más alejado de las verdaderas intenciones de cristo; el era un hombre que tenía la vitalidad y la voluntad de poder exacerbadas. Falsificando la historia y tergiversando los hechos se construyeron un sistema de sumisión

Con una relectura de las enseñanzas de Cristo, el redentor, sería posible encontrar trazas de un hombre superior, y una guía de vida: Mostró como se debe vivir. Todo esto solo es perceptible por los espíritus libres.

La religión para seres súper espirituales, es el budismo. Está promete un descanso en la tierra, mediante la predicación de la supresión del deseo; no promete ambrosía donde hay puro aire. Es junto al cristianismo una religión de la decadencia, pero la diferencia radica es que cumple su objetivo, mientras que el cristianismo promete castillos huecos, cautivando a quienes se encuentras bajo su yugo.

La iglesia cristiana es una sanguijuela nociva para la vida, debe ser erradicada para lograr sacar al hombre de su decadencia.

3 comentarios:

Adolfo Calatayu dijo...

Absolutamente de acuerdo desde lo ideológico y desde el sentimiento,con el contenido total del post. Excelente,querido amigo,y necesario...siempre cosechando amigos eh? jajajaja,no tiene miedo de que alguno se le enoje o se sienta ofendido?
Un fuerte abrazo

Cecilia Gauna dijo...

veo que el sr CalataYU ha aparecido antes que yo para decir lo que yo iba a decir:concuerdo y pregunto.
No creo que tenga usted miedo, de todos modoS si en su defecto una amiga.
ta luego don Tales del agua

Iris P. dijo...

Estoy de acuerdo, el cristianismo nos reprime, por eso mi conciencia de repente se va de paseo y luego sufro de amnesia. Saludos!